Novedades para autónomos

Hace unos días se anunciaba  en el BOE la Ley 6/2017 sobre Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Como suele suceder en tantos casos, todos los partidos políticos se van apuntando diversos “logros” conforme se van anunciando futuras medidas que se implementarán en leyes.
carlos rubio,autonomos,asesoria de empresas,asesor fiscal,contable,contabilidad,contabilidad online,pymes
El gobierno y sus socios van dejando caer una serie de “mejoras” que nos hacen entrar en un estado de complacencia …”por fín se hace esto…o aquello”. Sin embargo, cuando llega el momento de la verdad, el “momento BOE”, nadie cae en la cuenta que poco de lo que se nos prometió llega a realizarse.
Ahora, con la tan cacareada “nueva ley para los autónomos”, ha pasado más de lo mismo.
Resumiendo algunas de esas “mejoras”:
·         Nos permiten variar las bases de cotización….qué bien!, pero de forma limitada y sigue sin crearse un verdadero sistema que ligue ingresos/beneficios con la base de cotización. Con lo que el acceso a “hacerse autónomo” sigue siendo igual de difícil, a pesar de tarifas planas….que terminan por agotarse pasados unos meses.
·         Se ha dejado sin clarificar cuándo “hay que darse de alta como autónomo”. Es bien sabido que muchos trabajadores buscan la vía de trabajar por su cuenta pero, sobre todo al principio, ese trabajo no es regular, no es habitual…y sobre todo no le permite el lujo de “darse de alta” con todo lo que eso significa. Aún seguimos teniendo el salario mínimo interprofesional como “guía” para dar el salto….y esa guía es muy discutible y peligrosa.
·         Se nos prometió que los autónomos, de una vez por todas, podrían deducirse “sin miedo” determinados gastos:
o    Los asociados a su residencia habitual cuando la misma era también su despacho, su taller, su estudio….etc. Del 30% del total de gastos de su casa se ha pasado al 30% del 30% (cómo máximo…claro), ridículo. Y además para poder deducir esos gastos tenemos una complicación que no se explica adecuadamente, como es el “afectar” parte de tu domicilio a tu negocio, lo deja claro el artículo 11 de la ley: “En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica”.
o    Los gastos de manutención…cuando comemos por ahí tenemos que llevar mucho ojo, no pasarnos de los límites legales establecidos, tener soporte válido para justificar el gasto, pagar con medios electrónicos, motivarlo (si somos comprobados o inspeccionados) adecuadamente.
o    Gastos del “coche”. Si utilizamos un coche para desplazarnos, seguimos estando igual de desamparados que antes, limitadísimos. Recuerdo 50% de IVA deducible pero 0% deducible como gasto en IRPF.
Y por último dos buenas noticias:
·         La ley nos deja un nuevo gasto deducible “Las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él.”
·         Baja del 20% al 10% el recargo de la deuda por cotizaciones sociales durante el primer mes (Art. 1 y disp. Final 3ª de la Ley).