Indemnización por despido.

Tributación en el IRPF de la indemnización por extinción de la relación laboral.

Después de las últimas modificaciones legislativas, ¿cómo ha quedado la situación?

Supongamos una indemnización que se abona al trabajador directamente por la empresa y no a través de una entidad aseguradora con la que la empresa hubiera contratado un seguro para estos casos.

La ley actual de IRPF declara EXENTAS “las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato”.



En los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

Veamos esos límites, en el caso de un despido improcedente (artículo 56.1 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, en su redacción dada por el apartado siete del artículo 18 de la citada Ley 3/2012):

Contratos suscritos a partir de 12 de febrero de 2012:  treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de veinticuatro mensualidades.

Contratos formalizados con anterioridad al 12 de febrero de 2012:
  • 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha
  • y a razón de 33 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior a dicha fecha.

…..prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año

Límites: el importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a  720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el período anterior a 12 de febrero de 2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda pasar de 42 mensualidades.

Esto es aplicable en general, para casos particulares con alguna peculiaridad: contacta para que podamos resolverte tus dudas.

Todo lo dicho, salvo mejor opinión claro.