3 motivos para no leer este post

¿Cuáles son esos motivos?, te los voy a desgranar enseguida:


  1. Su título empieza por un número. Probablemente su autor no tiene nada importante que contarte, o sí, pero desde luego nada que te vaya a convertir en un as de los negocios o que te vaya a solucionar ese atasco mental en el que te encuentras por falta de ideas, de financiación o de (lo más importante) clientes. Él sabe que poniendo un título “gancho” tendrá más lectores y más RT y más “me gusta” y todas esas cosas. Bien, probablemente lo habrá conseguido pero tú ¿qué habrás conseguido?.
  2. A continuación del título he escrito algo que estimula tu curiosidad. Tu hambre de saber o tu desgana para hacer lo que realmente deberías estar haciendo en ese momento harán el resto. Lo estás leyendo…sí, normalmente no nos podemos resistir. Siempre hay un elemento que nos lleva a hacer “click”, ¡es tan fácil!. Somos curiosos por naturaleza y a pesar de saber que, probablemente, no sacaremos nada útil de su lectura ¡picamos!. Mira que te he dicho que tendrías motivos para no leer esto…lo he intentado.
  3. La verdadera sabiduría no se distribuye a través de panfletillos (reconozco que yo también lo he hecho alguna vez) como estos. El verdadero conocimiento lo tienes que encontrar tú mismo, a base de búsqueda, esfuerzo, trabajo y lectura mucha lectura. Queremos que todo se nos dé en la mano, casi hecho. Somos la generación de los “potitos”, comida ya “masticada” y casi digerida, para que no tengamos que esforzarnos mucho, es nutritiva, sana y nos ayuda a crecer…pero sólo hasta cierta edad. Por favor no prolongues tu infancia. Nadie te va a dar los conocimientos que “necesitas” en un decálogo, en siete sentencias o en cinco minutos. Nadie aprende inglés estudiando veinte minutos ni aumentará sus ventas un 100% con cinco trucos mágicos para captar clientes.

Es cierto que “esquematizar”, “numerar”, viene muy bien para presentar ideas, artículos, negocios. Eso nos ayuda a que se muestre más ordenada una idea, más fácil de comunicar y de que sea entendida. De aquí, a abusar de nuestra buena disposición hay un gran trecho.


Generalizar o particularizar, ambos extremos son malos. En este caso, yo estoy generalizando al decir que no debes leer nada que tenga un título “alfanumérico” y claro, me estoy equivocando. Yo sé que hay muy buenos artículos, o libros, que se “venden” muy bien gracias a su magnífico título “cardinal”. Sé que en ellos encontrarás, si los lees con atención y ganas, esa sapiencia que buscas. Pero, también te tengo que advertir, la mayoría son sólo “máquinas” preparadas para que su autor gane lectores/visitas/“tuits”/“likes”….etc. (lo cual es muy lícito).


Creo que, todo esto que te cuento, tú ya lo sabes y por eso mismo no deberías haberlo leído, deberías haber aprovechado tu tiempo en cosas más provechosas.


Para realizar alguna consulta o contactar profesionalmente: click aquí.