Riesgos y gastos provisionables

Circular del Banco de España 4/1991.

Tras insistir en la conexión entre resultado contable y base imponible, de la lectura del PGC, en el tratamiento de las pérdidas debe diferenciarse según sean pérdidas realizadas o irreversibles, o sean potenciales o reversibles.

El mencionado Plan considera una exigencia derivada del principio de prudencia dar reflejo de las pérdidas eventuales, debiendo contabilizarse tan pronto como se conozcan.

Para dar cumplimiento a esa exigencia el Plan amplió las distintas modalidades de provisiones; todas ellas obedecen a correcciones valorativas por pérdidas reversibles.

Constituye una novedad la inclusión de la provisiones para riesgos y gastos, bajo cuya rúbrica se incorporan ciertas situaciones caracterizadas por su excepcionalidad o carácter extraordinario, bien por obedecer a circunstancias que no se reiteran en el tiempo o a obligaciones no derivadas propiamente de la que constituye su actividad empresarial o tráfico cotidiano. 

Puede considerarse como un elemento adicional de interpretación de la naturaleza de las provisiones para riesgos y gastos la mención del artículo 198 del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, que las conecta a «necesidades» para las que se constituyen, avalando ese carácter extraordinario o excepcional ya apuntado