Magia en los negocios II

Continuando con la magia de Disney, en esta entrada veremos los cinco siguientes puntos del decálogo de Lee Cockerell de los que ya vimos los primeros en la entrada anterior.

    carlos rubio,crm,dirección comercial,abcventas.com,google adwords,emailing,clientes
  1. Salga del despacho. Por favor, acérquese a la realidad. Tendemos a pensar que desde nuestra burbuja de cristal, con nuestro ordenador, nuestro móvil, nuestro CRM...y el resto de tecnología que tenemos a nuestro alcance, estamos al tanto de todo. Estamos equivocados. Salgamos, hablemos con nuestros empleados, clientes, proveedores...Preguntar, indagar, contrastar y escuchar, sobre todo escuchar. Cuanto más cerca estás de la fuente de la información menos distorsionada te llega. Las organizaciones deben ser cercanas y permeables a todo lo que les rodea.

  2. "Apreciar, reconocer y animar". Es gratis. Fíjese en el trabajo de los que le rodean, ¿tanto esfuerzo le cuesta apreciar lo que hacen sus compañeros?. Si estimula a sus empleados, si reconoce su labor y los anima les estará inyectando dosis de autoestima que redundará en el desempeño diario de su trabajo. Sea sincero, no se trata sólo de sonreir y emplear bonitas palabras, se trata de "apreciar, reconocer y animar".

  3. Sea una esponja, trate de absorber conocimientos, sea el líder en su función. No se quede en la retaguardia o empleando viejas técnicas ya desfasadas. Aprenda, mejore. Sus compañeros lo estimarán y respetarán y sus conocimientos le mantendrán a la cabeza de la competencia, será una referencia entre sus clientes. No se estanque. Requiere esfuerzo pero la recompensa lo merece.

  4. Sea un ejemplo. Esto es válido en cualquier parcela de la vida. Las empresas líderes y las personas que son sus dirigentes deben dar ejemplo en todas sus acciones. En español hay un frase popular que dice "haz lo que yo diga no lo que yo haga" que es una crítica muy acertada de precisamente la gente que no actúa como debiera. Vigile lo que dice y llévelo a cabo con decisión, con esmero, con dedicación, los demás lo advertirán y les servirá de guía y "ejemplo", al final toda la organización copiará del líder.
  5. carlos rubio,crm,dirección comercial,abcventas.com,google adwords,emailing,clientes

  6. Tenga buenos principios y úselos. No maltrate ni humille a sus empleados. Un carácter fuerte, una gran personalidad no significa arrollar a los demás, al contrario, significa tratarlos con justicia, equidad y respeto. Procure que esos principios impregnen toda su organización y todos sepan a qué atenerse, así las decisiones basadas en los mismos gozarán de la comprensión de todos.

Alguno pensará que no son cosas nuevas, es cierto. En el mundo de la gestión empresarial hay pocas cosas realmente nuevas, en cuanto a liderazgo y dirección. ¿Entonces para qué sirve este decálogo?. Es muy fácil responder. ¿Aún no has visto la diferencia entre la trayectoria de Disney y la del 95% de los negocios que te rodean?.

 La mayoría de las organizaciones no aplican ningún modelo, ni bueno ni malo, ni nuevo ni viejo, en su gestión. Sencillamente se dedican a sacar adelante el día a día, normalmente dirigidas por unos personajes con muy buenas intenciones y que además personalizan tanto su trabajo que cuando se produce algún cambio las empresas se resienten, no se adaptan y hasta pueden desaparecer.

Una empresa no puede depender de la validez de su fundador, de su gerente, de su director....tiene que haber algo más que sustente el modelo para que este no solo perdure sino que mejore en el tiempo. Disney es un buen ejemplo. Su creador probablemente esté congelado pero su empresa no.

Si de verdad eres emprendedor, si de verdad tienes madera de empresario, tu primer objetivo será dotar a tu negocio de vida propia. Aplicarás este decálogo o el tuyo propio, pero tienes que tener algo parecido a la"constitución" de un país que inspire y dirija a tu empresa sin depender de tí.

carlos rubio,crm,dirección comercial,abcventas.com,google adwords,emailing,clientes

Espero que todas estas reflexiones os ayuden a pensar y a dirigir a buen puerto vuestros emprendimientos.

Para recibir los siguientes artículos de este blog directamente en tu correo: click aquí.
Para realizar alguna consulta o contactar profesionalmente: click aquí.