marketing de guerrilla II


El nombre de este tipo de marketing no es una casualidad ni una ocurrencia. Responde a una forma de hacer la guerra: la guerrilla. Se trata de utilizar/maximizar los escasos recursos disponibles para infringir el mayor daño posible a un enemigo muy superior, sacándolo fuera de su territorio y minimizando las bajas propias.
carlos rubio,asesoria de empresas,contabilidad,impuestos,crm,autonomo

Es decir, una empresa pequeña puede, empleando pocos medios, gastando poco, enfrentarse a grandes multinacionales allí donde estas no pueden llegar, por falta de flexibilidad, por que es un mercado residual para ellas...etc.

En este tipo de conflictos es fundamental tener paciencia, planificar bien la estrategia, acechar, golpear, evaluar, corregir y repetir. Como luchamos contra un enemigo muy superior (el mercado, los grandes competidores) al que será muy difícil vencer, nos llevará mucho tiempo ir vislumbrando los objetivos pero debemos seguir peleando. No hemos de caer en el error de esperar beneficios inmediatos, no vamos tumbar al enemigo a las primeras de cambio. Hemos de insistir y ser pacientes.

Como si fuéramos comandos guerrilleros, el enemigo no nos tendrá en cuenta hasta que después de varios ataques empiece a darse cuenta de la amenaza que significamos. Nuestro plan de marketing contemplará el seguimiento de todas las acciones emprendidas y su repetición es lo que las hará más conocidas y eficaces a ojos de nuestros clientes.

Muchas empresas fracasan con sus planes comerciales por su impaciencia y por no hacer un seguimiento correcto de sus acciones, visitas,contactos, mailings...etc.

Ahora estamos en disposición de hacer un retrato robot de la empresa “guerrillera”:
carlos rubio,asesoria de empresas,contabilidad,impuestos,crm,autonomo

  • Paciente. Como un campesino, siembra, espera largos meses y recoge la cosecha. Por el camino habrá regado, quitado las malas hierbas, abonado....etc.
  • Actualizada. Conozca todas las herramientas a su alcance y use aquellas que crea que más le convenga. Requiere formación e interés, mucho interés por parte de todo el equipo comercial. Prueba, yerra, corrija, prueba de nuevo. Cuando acierte compensará todo los errores anteriores.
  • Imaginativa. Como decía Einstein:  si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Para lograr un objetivo, si has utilizado una vía y no lo has conseguido....¿por qué vuelves a utilizarla de nuevo?. Salte del camino marcado, investiga, abre nuevas vías. Consigue que otros quieran copiarte.
  • Investigadora. Averigua que quieren tus clientes potenciales, cuándo lo quieren, cómo lo quieren...empaquétalo y ofréceselo. No pierda nunca la curiosidad, pregunte a sus empleados, a sus clientes, a los empleados de sus clientes....
  • Constante. Si se ha decidido por un camino, ya tiene su plan de marketing, ha probado y ensayado, ha descubierto posibles errores...etc., manténgalo. No abandone rápidamente, aguante un tiempo, aguante críticas....espere a que el fruto madure. Si estamos dando bandazos nuestros competidores y nuestros posibles clientes también se darán cuenta y nuestra imagen caerá por los suelos.

“Marketing de Guerrilla” de Jay Conrad Levinson, es un libro con más de 30 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

Para realizar alguna consulta o contactar profesionalmente: click aquí.