CRM, beneficios inmediatos


Lo más preciado de una organización no son sus activos, sus trabajadores ó sus directivos...lo más preciado es la información. Con ella podemos asegurarnos la supervivencia de una empresa, si tenemos organizada y sistematizada la información relevante de nuestro negocio tendremos la “sartén por el mango”.

¿A qué información nos referimos?. A toda. Cómo producimos, cómo compramos, cómo nos organizamos....pero sobre todo a cómo vendemos.


 contazoom.com
El objetivo primordial, el fín último de todos nuestros esfuerzos es vender, por ejemplo: de nada sirve fabricar un precioso coche si no lo vamos a vender en cantidad suficiente para financiar todo el proceso de producción y obtener un beneficio.

Así es que debemos centrarnos en saber vender y manejar toda la información relacionada con esta actividad de forma óptima, no podemos permitirnos que ninguna oportunidad, ningún contrato, ningún cliente se nos pierda por falta de control, despiste, descuido....desorganización en definitiva.

¿Cómo lo lograremos?. Aplicaremos rigurosamente estas tres acciones:

Simplificar, resumir procesos, eliminar pasos intermedios rutinarios, evitar duplicidades, otorgar autonomía, delegar.

Estandarizar/unificar, en la medida de lo posible, intentar que las cosas se hagan siempre de la misma forma, que sigan siempre los mismos procedimientos naturales, por los mismos caminos, huyamos de la excepción como norma. Todos trabajeremos con la misma información, los mismos documentos. La norma, lo habitual, debe ser lo estándar.

Automatizar, una vez simplificados y estandarizados nuestros procesos de venta los “automatizaremos”. Tenemos a nuestro alcance herramientas informáticas de muy bajo coste y altas prestaciones....debemos utilizarlas sin pérdida de tiempo.

¿Qué conseguiremos?

-No se nos escapará ninguna oportunidad de venta sin haberla trabajado.
-Cumpliremos con nuestros compromisos de visita, entrega de presupuestos, pedidos....
-Sabremos exactamente en qué estado se encuentra cualquier negociación.
-Controlaremos el trabajo de nuestros representantes.
-Aumentará la productividad de nuestro equipo de ventas.
-Toda nuestra organización empresarial estará orientada a vender.

Aplicando un sistema de CRM será más fácil llevar a cabo esas tres sencillas acciones, no se nos escapará ninguna opción de venta por falta de información o que ésta sea errónea, en definitiva, estaremos capacitados para vender más y mejor y, además, obtendremos una mayor satisfacción de nuestros clientes.


Para realizar alguna consulta o contactar profesionalmente: click aquí.