Consejos básicos para gestionar un equipo comercial


  1. Información previa


Si desarrollamos y establecemos un marco de actuación que describa la labor comercial estaremos dotando a todo el equipo del conocimiento suficiente de qué, cómo y cuándo hacer su trabajo. Debemos describir las funciones y las actividades que debe realizar y, si fuese necesario, individualizando.

  1. crm, emailing, dirección comercial, clientesMétodo de ventas

Primero; conocer nuestro producto o servicio.
Segundo: dotar al comercial de unas pautas y conductas que le den seguridad a la hora de venderlo. Observar qué rutinas y procedimientos dan mejor resultado y aplicarlas, repetirlas y perfeccionarlas a lo largo del tiempo.

  1. Credibilidad

Tenemos que demostrar, hacer creíble, que con la información de cómo trabajar y nuestro “método”, es posible trabajar y vender. Los comerciales deben creer que su esfuerzo les llevará al fín último: cerrar la venta y conseguir la satisfacción del cliente. Será también nuestro objetivo principal.

  1. Salario y objetivos


Ambos irán de la mano. Hasta ahora no se ha descubierto ninguna fórmula mágica, distinta al dinero, que motive más al hombre. Pero esta herramienta habrá que utilizarla con la máxima destreza para que produzca el fruto adecuado: máximas ventas y máxima satisfacción del vendedor.

Los objetivos deben ser claros y concisos, comprensibles por todo el equipo y “comprobables”. Estableceremos objetivos duros pero alcanzables. De nada sirve poner objetivos en la luna, no vamos a llegar y provocará un sentimiento de frustración (¡da igual lo que haga, no voy a llegar!).

Ligar, relacionar, sueldo y objetivos será un factor clave para el buen funcionamiento comercial de la empresa.

  1. Continuidad


Debemos dotar de continuidad toda nuestra labor. El equipo no puede sentir que las reglas del juego son cambiantes, al contrario tenemos que transmitir estabilidad en sus condiciones de trabajo.

Sin embargo, eso no significa que podemos permanecer estáticos, debemos adaptarnos, mejorar continuamente es nuestra máxima prioridad. Si damos la sensación al comercial de que haga lo que haga no habrá consecuencias podría “acomodarse” a determinadas situaciones.

  1. Escuchar y motivar


Hay que transmitir ánimos al equipo, apoyarlo y respaldarlo. Periódicamente se reunirá al mismo para evaluar y estudiar los logros obtenidos. Debemos tener en cuenta tanto los éxitos como los fracasos para aprender de todos ellos y sacar, junto al equipo, las conclusiones pertinentes.


Para realizar alguna consulta o contactar profesionalmente: click aquí.